VELAS DE MASAJE

Los cuatro tratamientos que disponemos son:

 

Prueba las velas de masaje de Beauty image, cuatro tratamientos en formato de vela, con aceites de primera presión y aromas naturales que proporcionan a la piel la nutrición más adecuada y que te permiten trabajar ampliamente las técnicas de masaje, siendo muy placentero a la clienta por trabajarle con un aceite templado.

 

 

 

LAVANDA(lavanda, manzanilla y caléndula)


RELAJANTE: calmante, que alivia la tensión o la tirantez.

 

 

LAVANDA:

El componente principal de la Lavanda es el aceite esencial, que contiene alcoholes terapénicos (linalol, geraniol y borneol) y sus esteres, entre otras muchas sustancias, responsables de sus propiedades sedantes del sistema nervioso central, hipotensoras, antiinfecciosas y bactericidas.

Por su acción calmante, antiséptica, descongestiva y cicatrizante, en uso tópico se aplica para tratar dolores reumáticos, infecciones cutáneas, heridas, picaduras de insectos y más moderadamente como tonificante y dermopurificadora. Refresca y suaviza la piel.

MANZANILLA:

Es una de las plantas que reúne más y significativas virtudes medicinales atribuidas a su principal componente, el bisabolol. Este aceite está constituido por numerosos compuestos hidrocarbonados: éteres y alcoholes de distinta naturaleza. De estos últimos, el camazuleno es el que reviste mayor importancia, ya que posee un fuerte efecto antihistamínico.Se señala también la presencia de distintos heterósidos: flavónicos y cumarínicos.Se ha informado el hallazgo de pequeñas concentraciones de mucílagos taninos, ácidos orgánicos y salicílicos. Igualmente, se describen concentraciones de vitamina C de 0.73% en la planta florida.Sana las irritaciones de la piel producidas por las lesiones alérgicas.Emoliente, calmante, refrescante, protector, recuperador y suavizante. Aporta frescor y elasticidad a la piel.

CALÉNDULA:

Se le usa sobre la piel irritada por sus poderes anti-inflamatorios. Es antiséptica. Dermopurificadora, emoliente, tonificante. Se usa como revitalizante cutáneo y minimiza las reacciones cutáneas.

 

 

 

VAINILLA (vainilla, cacao y leche)

 

ENERGIZANTE: aporta vitalidad y tonicidad a la piel a parte de mejorar el ánimo y disminuir la fatiga.

 


VAINILLA:

Rica en azúcares, taninos y componentes aromáticos. Es hidratante, emoliente y tonificante. Tiene un efecto estimulante y depurador.

CACAO (THEOBROMA CACAO):

Es rico en las bases chánticas: cafeína y teobromina(ambas lipolíticas).Recupera la suavidad y uniformidad de la piel. Contiene concentración de polifenoles (mejoran las rojeces cutáneas)y de magnesio(elemento energizante y antifatiga).Ejerce un efecto positivo sobre la producción de beta endorfinas(conocidas como moléculas del placer) y al aplicarlo sobre la piel hacen un efecto de confort. Su contenido en antioxidantes, lo convierte en ingrediente apropiado para mejorar las pieles alteradas a causa de los agentes propios del entorno urbano.

LECHE:

Contiene agua, hidratos de carbono, proteinas, grasas, vitaminas y minerales. Es rica en oligopéptidos, aminoácidos, lactosa y sales minerales. Evita las variaciones de pH cutáneo. Es hidratante e hidroreguladora de la capa cornea epidérmica. Refuerza la elasticidad de la piel, la

 

 

 

PASSION FRUIT (karité, almendras dulces y aguacate)


 EMOLIENTE: relaja y ablanda las partes inflamadas.

 


ALMENDRAS DULCES:

Se ha utilizado desde hace milenios para mejorar la apariencia y el estado general de la piel, especialmente en casos de sequedad, deshidratación o escamación. Rico en vitaminas A y E., proteínas, sales minerales y ácidos grados, el aceite de almendras es muy nutritivo y apto para todo tipo de piel, especialmente para las más sensibles y secas. Proporciona elasticidad a la piel, dejándola hidratada, nutrida y suave. Es muy utilizado en el tratamiento de masajes por sus propiedades emolientes y antiinflamatorias, y por su capacidad para suavizar la piel Lubrica y protege la piel desgastada o escamosa, y es muy adecuado para problemas de irritación y alergia ya que tiene efectos calmantes. 

MANTECA DE KARITÉ:

Destaca por su intenso y duradero poder hidratante. Mejora la elasticidad de la piel por sus propiedades nutritivas y su alto contenido en vitamina F, componente vital de las membranas celulares. Es un anti-irritante, lo que convendrá a las pieles que enrojecen con facilidad, con tendencia alérgica. Actúa recubriendo la piel con una película invisible que evita la deshidratación y la protege de las agresiones externas.

AGUACATE:

Estimula la formación de colágeno. Por esto ayuda a la piel y a combatir el envejecimiento. Ayuda con problemas de la piel como eczema, dermatitis, granos y también en la regeneración celular. Propiedades suavizantes provenientes de la semilla del aguacate. Por su contenido en vitamina D ayuda a la absorción del calcio y fósforo. Retrasa el proceso de envejecimiento por su contenido de vitamina E y A.Es rico en ácidos grasos poliinsaturados (especialmente ácido oleico y linoleico).Rejuvenece la piel y la flexibiliza.

 

 

ROSAS (aceite de rosa mosqueta, aloe vera y algodón)


REGENERANTE: atenúa las marcas, cicatrices y otros signos de envejecimiento cutáneo contribuyendo a rejuvenecer la piel.

 


ACEITE DE ROSA MOSQUETA:

Atenúa de manera efectiva cicatrices y arrugas, y contribuía a rejuvenecer la piel. Sus beneficiosas acciones son producto de su alto contenido de ácidos grasos esenciales poliinsaturados: Linoleico 44-49% y linolénico 28-34%. Estos ácidos son sustancias nobles, indispensables para zonas donde existen altos índices de proliferación de células nuevas, como es el rostro. Regenera y nutre la piel. 

ALOE VERA:

Una de sus principales ventajas es que penetra en las tres capas de la piel. Al mismo tiempo, la acción de los nutrientes naturales, las vitaminas, los minerales, los aminoácidos y las enzimas, estimulan la fabricación de nuevas células. Dado que es un  importante regenerador celular, cicatrizante, tonificador y de con un alto nivel de penetración en la piel, cuando se utiliza con regularidad, ayuda a evitar las arrugas prematuras y retrasa la aparición de las propias de la edad.

ALGODÓN:

Es rico en ácido oleico, palmítico y linoleico. Presenta propiedades emolientes, Acondicionadoras de la piel e hidratantes. Contribuye a restaurar la barrera lipídica de la piel. Potencia la regeneración de los tejidos cutáneos y favorece su revitalización